facebook instagram pinterest search twitter youtube whatsapp linkedin thumbup
2020 ha cambiado nuestra salud

El 2020, a revisión. Cómo ha cambiado nuestra salud

El fin de un año y el inicio de uno nuevo es siempre un buen momento para la reflexión. Es una oportunidad para echar la vista atrás y valorar lo que ha ocurrido teniendo en cuenta lo planificado y lo imprevisto. Así nos daremos cuenta de cómo ha marcado nuestras vidas.

Este año empieza de forma distinta respecto a cómo lo hizo el 2020. Fue un año complicado de cambios que nos han llevado a adoptar una capacidad de adaptación que ni imaginábamos hasta ahora. En general, nos ha transformado a todos los niveles. De forma directa o indirecta, virtualmente o en persona, cada individuo de este mundo ha sido impactado por la pandemia.

Uno de los resultados más sorprendentes del 2020 ha sido nuestra forma de pensar y la responsabilidad que tenemos sobre nuestra salud individual y colectiva. En Polar, nuestro magnífico equipo de investigación ha obtenido una visión única del desarrollo de estos cambios durante el pasado año. Así pues, a continuación compartiremos algunas de sus observaciones acerca de cómo el 2020 ha cambiado nuestro concepto de salud y bienestar.

MOTIVO DE PREOCUPACIÓN

Durante el primer cuatrimestre del 2020, se detectaron cambios inmediatos en el estilo de vida, ya que muchos países buscaban frenar los contagios del Covid-19. Se pedía a la gente mantener la distancia mínima de seguridad con cualquier persona fuera de su burbuja familiar. En algunos casos, se restringieron los trabajos presenciales, los viajes, las reuniones con amigos e incluso vivimos el confinamiento domiciliario para prevenirnos de posibles contagios.

El fomento de quedarse en casa y mantener la distancia social, acompañado por el estado de alarma, provocó el cierre de gimnasios y centros deportivos gran parte del año. Piscinas cerradas, clases dirigidas canceladas y clubs deportivos bajaron las persianas debido al incremento de riesgo de contagios.

Mientras estas restricciones entraban en vigor, el repentino descenso de actividad física por no poder salir de casa, iba a tener un gran impacto en nuestro estado de forma y en nuestra salud en general. La preocupación de los científicos crecía, ya que todo hacía pensar que el teletrabajo unido a la falta de acceso a instalaciones deportivas indoor, llevarían a un estilo de vida más sedentario y, por tanto, desembocaría en el desarrollo de problemas de salud.

LO QUE OCURRIó 

El Centro de Investigación de Polar, basándose en los datos ofrecidos por los dispositivos wearables, ha podido observar la manera en cómo nos hemos comportado en relación al ejercicio, al sueño y al uso de los productos Polar durante el 2020, y los ha comparado con el año anterior.

Como reportamos a principios de 2020, los datos anónimos de usuarios activos de Polar Flow mostraban la transformación de nuestros tipos de ejercicio y hábitos de sueño a causa de los acontecimientos de 2020. Nuestro equipo de investigación se fijó en dos momentos clave del año -en marzo y en octubre- e identificaron las siguientes tendencias.

NOS PASAMOS AL OUTDOOR

Debido a las fuertes restricciones de las actividades indoor (fuera de casa), trasladamos nuestros entrenamientos a diferentes tipos de ejercicio al aire libre. Tras el confimamiento domiciliario, hubo un notable giro hacia actividades como caminar, el ciclismo o el running, ya que estas actividades nos permitían respetar la distancia de seguridad.

2020 ha cambiado nuestra salud

INCREMENTAMOS NUESTROS PASOS

Estas nuevas prácticas outdoor implicaron un incremento considerable de nuestros pasos diarios y un descenso generalizado de inactividad. Es una tendencia sorprendente ya que podríamos pensar que nuestro día a día en casa, podría haber significado ser menos activos. Pero no fue así. Evidentemente, fuimos conscientes de este cambio y lo contrarrestamos.

2020 ha cambiado nuestra salud

DORMIMOS MÁS HORAS

Al igual que hubo cambios en nuestro estilo de vida, nuestros patrones de sueño también se vieron alterados. Entre semana, dormimos una media de 14 minutos más, ya que por las mañanas no nos desplazábamos a nuestros lugares de trabajo. Este pequeño pero significativo cambio, muestra que en general favoreció nuestro descanso, relajación y recuperación.

2020 ha cambiado nuestra salud

TUVIMOS MÁS CURIOSIDAD POR LOS DATOS

Los cambios que hemos mencionado más arriba relacionados con nuestra actividad física y el sueño, nos despertó la curiosidad acerca de nuestra salud individual y nuestro progreso. Hubo un notable incremento en el número de personas que utilizaron wearables a lo largo del año, con un repunte significativo entre octubre de 2019 y octubre de 2020.

2020 ha cambiado nuestra salud

CÓMO EL 2020 ha cambiado nuestra salud

De las tendencias que hemos compartido, está claro que la pandemia ha motivado a adultos de todo el mundo a enfocarse más en su estado de forma y su salud en general.

Durante la primera parte del 2020 desde las comunidades médicas y científicas se realizó un gran trabajo de concienciación en los adultos en cuanto a la responsabilidad de reforzar su sistema inmunitario. Desde lavar las manos de forma regular hasta dejar de fumar, mantener un peso saludable, etc. Se hizo evidente que las decisiones diarias que tomamos nos ayudan a reducir el riesgo de contraer el Covid-19.

Por otro lado, también se ha dado más valor e importancia a nuestra salud y bienestar general. Este hecho se ha traducido en un incremento de la actividad física en adultos, que han visto de forma inmediata los beneficios de llevar un estilo de vida saludable con la práctica deportiva regular. Por consiguiente, ha incrementado el número de personas que utilizan wearables para medir su bienestar general y prevenri posibles problemas de salud.

La alteración de nuestros horarios en adultos también ha tenido un gran impacto. El tiempo que nos ahorramos en los traslados a la oficina, ya que trabajamos más desde casa, ha provovado un cambio en nuestro día a día. Dormimos más horas y encontramos más tiempo para dedicar a actividades físicas outdoor. También ha significado un fuentr extra de energía mental para adultos durante un periodo muy convulso.

Nuestro estilo de vida se ha transformado para siempre. Si buscamos razones para la esperanza, el 2020 ha cambiado, para bien, nuestra percepción de salud y bienestar y nos ha hecho comprender la importancia de nuestra responsabilidad indivudual y su impacto hacia los demás. Veremos qué datos nos ofrece el 2021. Hay motivos para ser optimistas.

Si te ha gustado esta publicación, no te olvides de compartirla para que otros también la puedan encontrar.

Ten en cuenta que la información de los artículos de Polar blog no pretende sustituir el asesoramiento de un profesional sanitario. Consulta a tu médico antes de empezar un nuevo programa de fitness.

Polar Unite fitness watches
Siguiente

Polar Unite – mejora tu estado de forma, recuperación y bienestar

Polar Unite te ayuda a encontrar el equilibrio entre entrenamiento y recuperación. Cada momento del día es importante para nuestro bienestar.

Leer siguiente

¿No quieres perderte nada? Suscríbete a nuestro boletín de noticias para estar al tanto.