facebook instagram pinterest search twitter youtube whatsapp linkedin thumbup

Redescubre tu pasión por el ejercicio

¿Qué haces si un día te das cuenta de que ya no disfrutas de tu entrenamiento favorito? No estamos hablando de un mal día, sino de darte cuenta de que ya no te entusiasma. ¿Qué puedes hacer si te pasa? Redescubre tu pasión por el ejercicio y ponte en forma.

Lo importante es recordar que eres humano. A veces es normal que necesites un cambio, así que aquí tienes seis preguntas clave que debes hacerte si no te apetece, pero no estás seguro de por qué.

¿Necesitas un nuevo enfoque?

¿Cuánto tiempo llevas haciendo el mismo entrenamiento a la misma hora del día? Cuando empieces a contar, puede sorprenderte descubrir que llevas años (o incluso décadas) con el mismo tipo de entrenamiento. Aunque te haya servido de mucho, tampoco es de extrañar que estés perdiendo la pasión por él.

Así que, por ejemplo, si siempre has salido a correr después del trabajo, ¿por qué no añadir a tu entrenamiento diario un amanecer en lugar de un atardecer?

¿Descansas lo suficiente?

Si de repente te sientes sin entusiasmo, tal vez no sea tu pasión por el ejercicio la que se esté resintiendo. La falta de sueño o recuperación puede hacer que todo parezca aburrido e inútil.

Lo primero que hay que hacer es analizar tus patrones de sueño en las últimas semanas. ¿Ha tenido la calidad y la cantidad de sueño que necesitas regularmente? Utilizar Nightly Recharge™ para medir tu recuperación nocturna es una forma sencilla de hacer un seguimiento de tu sueño cada noche, y puedes ver información sobre tus semanas anteriores de sueño en Polar Flow, lo que te ayuda a calibrar con precisión lo bien que has descansado.

¿te planteas nuevos objetivos?

¿Recuerdas qué te motivó inicialmente a empezar a hacer ejercicio? Quizá querías correr una maratón, subir cimas o simplemente tener unos abdominales tonificados. Ahora, piensa en cuánto tiempo hace que lograste ese objetivo. Si fue hace tiempo, puede necesites algo nuevo para trabajar. Redescubre tu pasión por el ejercicio.

Refrescar tus objetivos de vez en cuando te ayudará a mantener la motivación, el compromiso y la curiosidad por la forma de hacer ejercicio.

Redescubre tu pasió por el ejercicio

¿Estás agotado?

Si has exigido demasiado a tus entrenamientos y te has fijado unas expectativas poco razonables en cuanto a tu forma física, podrías estar sufriendo un agotamiento por el ejercicio. Sentir la necesidad de no ir al gimnasio o irritarse ante la idea de hacer otra sesión más son señales claras de que te estás excediendo.

¿Necesitas un nuevo ejercicio?

A veces podemos perder nuestra pasión por nuestro entrenamiento sin ninguna razón evidente. Ya no nos produce la misma alegría que antes, pero eso no significa que tengas que dejar de hacer ejercicio por completo. Si no te apasiona, tal vez sea el momento de cambiar y probar otros deportes.

¿Cómo está tu cabeza?

La falta de motivación se ha relacionado con enfermedades mentales como la depresión y la ansiedad. Acude a tus amigos y familiares. Ellos pueden ser uno de tus apoyos, e incluso los que mejor te motivan para volver a estar en forma.

Si te ha gustado esta publicación, no te olvides de compartirla para que otros también la puedan encontrar.

Ten en cuenta que la información de los artículos de Polar blog no pretende sustituir el asesoramiento de un profesional sanitario. Consulta a tu médico antes de empezar un nuevo programa de fitness.

Siguiente

Cómo el sueño ayuda a desarrollar la resiliencia

Un sueño regular y de buena calidad, mejora nuestra fortaleza mental y resiliencia. ¡Descubre la relación que existe entre sí!

Leer siguiente

¿No quieres perderte nada? Suscríbete a nuestro boletín de noticias para estar al tanto.