Como mejorar tu técnica al correr | 5 ejercicios de running

Miércoles, September 14, 2016

Hay mucho más ejercicios para running que solamente analizar tu técnica y corregirla mientras corres. Tienes que estar preparado para fortalecer tus debilidades y enseñar a tu cuerpo a trabajar más eficientemente. Cuando haces estos ejercicios, tu técnica a la hora de correr se divide en partes que puedes trabajar independientemente.

Cuando pruebes estos 5 ejercicios, concéntrate en el contacto rápido con el suelo, posición erguida y en el  uso eficiente de los brazos mientras activas los diferente músculos involucrados.

¿Cada cuanto debo hacer estos ejercicios?

Es recomendable hacer ejercicios específicos una o dos veces por semana. Puedes mejorar mucho haciendo, por ejemplo, ejercicios de 10 minutos. Estos ejercicios pueden realizarse como un trabajo independiente después del calentamiento, o como antesala de una tirada larga. Muchos profesionales hacen ejercicios para preparer competiciones.

Estos ejercicios pueden parecer fáciles e indoloros, pero las primeras veces vas a notar como algunos de los músculos involucrados funcionan de una manera distinta y puede ser que te resientas un poco. Con el tiempo notarás que estos ejercicios se hacen más sencillos y tu recuperación será también más rápida.

¿En qué debes concentrarte cuando hagas estos ejercicios?

Para conseguir la máxima eficacia de estos ejercicios para tu cuerpo, hazlos cuando te sientas fresco. Completa los movimientos a una elevada frecuencia y con mucha precisión. Detente en cuanto notes que estás demasiado cansado como para seguir a ritmo adecuado.

En cuanto los ejercicios empiecen a dar sus frutos, sube la intensidad e incorpora nuevos ejercicios a tu programa de entrenamiento. Continúa retando a tu cuerpo y creando nuevos estímulos. También puedes realizar los ejercicios en una superficie inclinada, lo que supondrá un extra de concentración en la técnica y en la posición al tener que inclinarte hacia delante.

EJERCICIOS 1 Y 2: ANDAR Y CORRER CON LAS RODILLAS ALTAS

Muchos corredores tienen dificultades para levantar las rodillas correctamente. Andar y correr con las rodillas altas, te preparan para su correcto levantamiento. Son movimientos básicos que te permitirán pensar al mismo tiempo en el sincronismo entre brazos y piernas durante el ejercicio.

Realiza el ejercicio durante 10 o 20 metros cada vez, siendo lo más eficiente posible. Concéntrate en pisar por debajo del centro de tu peso y asegúrate que te mueves hacia delnate lentamente, pero con una alta frecuencia y con un contacto rápido en el suelo. Recuerda controlar el movimiento de tus brazos.

EJERCICIO 3: SKIPPING BAJO

Ejercicio excelente para mejorar la frecuencia del paso y la mobilidad de los tobillos. Concéntrate en utilizar tus brazos con eficacia y a mantener un distancia de movilidad adecuada. Cuando tus piernas empiecen a responder mejor dale un plus de velocidad a tus brazos y piernas. Obtén primero el ritmo adecuado y avanza poco a poco. Haz el ejercicio durante 10 o 20 metros antes de hacer una nueva repetición.

EJERCICIO 4: LUNGES

Un ejercicio excelente que además de fortalecer puede servir como estiramiento o para mejorar la técnica a la hora de correr. Puedes hacer lunges como un movimiento individual o como una pausa mientras estás de pie, manteniendo una buena posición y equilibrio. Completa los movimientos con cuidado la primeras veces y añade intensidad progresivamente. Al principio 4-5 repeticiones por pierna son una cantidad adecuada.

EJERCICIO 5: SKIPPING

Un buen ejercicio para mejorar el rebote al levantar la rodilla. Concéntrate en empujar hacia delante tal que el pie se alinee bien durante la fase de arranque. Después de levantar la rodilla céntrate en como el pie impacta contra el suelo justo debajo de tu peso. Hazlo durante 20 o 30 metros cada vez seguido de una recuperación.

 

Volver a Noticias