facebook instagram pinterest search twitter youtube whatsapp linkedin thumbup

Cuatro ejercicios de recuperación activa

Si tu sesión de HIIT del martes fue tan dura que tu estómago a punto estuvo de jugarte una mala pasada, o los ejercicios de fuerza te dejaron sabor de sangre en la boca, probablemente tus actividades para el miércoles contemplen apretar el botón snooze de tu despertador y desayunar en la cama.

«Pero quizás quieras considerar un enfoque más activo para tu recuperación,» comenta Mary Johnson, entrenadora certificada de USATF (USA Track & Field) y propietaria de Lift.Run.Perform.

Mientras que la recuperación pasiva puede ser muy satisfactoria, apostar por una actividad suave puede ayudarte a favorecer tu recuperación, y también a sentirte mejor a nivel corporal y mentalmente – y menos dolorido-.

Te recomendamos cuatro ejercicios de recuperación activa para elegir el día después en que lo has dado todo – y luego ya serás libre para reencontrarte con la cama.

si eres un runner…

Sal a correr durante 30 minutos a una intensidad baja.

“Pero ponte un límite de velodidad o utiliza tu Polar para asegurarte de que te mantienes enter el 60% y el 70% de fu frecuencia cardíaca máxima,” comenta Johnson.

Si no te sientes con ganas de volver a pisar el asfalto, prueba con 30 minutos de natación o aqua jogging como alternativa.

SEI REALMENTE ESTÁS dolorido y te sientes como si te el día antes te hubieran dado una paliza….

Utiliza el foam roller como mínimo 8-10 minutos y seguido de rotaciones lentas e intencionadas conjuntas, empezando por el tobillo hasta mover todo el cuerpo,» dice Johnson. «Trabaja tus tobillos, caderas y hombros, y luego pasa a una series de movimientos locomotores.»

Los favoritos de Johnson son abrazar las rodillas y acercarlas a las priernas, estiramientos dinámicos talón-glúteos y estiramientos laterales cruzados de cadera.

Acaba con 20 a 30 minutos de caminata suave si te ves con ganas.

si estás de humor para sentarte en una máquina de cardio…

«Móntate en una bicicleta estática, una elíptica, o de remo durante 30-45 minutos,» comenta Johnson.

“Asegúrate de que mantienes una frecuencia cardíaca suficientemente baja,” añade. “Tu ratio de esfuerzo debería estar alrededor de 4 en una escala del 1 al 10.”

si te sientes bien y simplemente quieres moverte…

¡Realiza un entrenamiento de cardio en casa!

“Los días de cardio y recuperación no deben ser necesariamente en una máquina,” comenta Johnson. “Mezcla ejercicios y experimenta diferentes movimientos a través de ejercicios de peso corporal.”

Algunas recomendaciones de Mary Johnson:

  • Un calentamiento que inluya 8-10 minutos de foam rolling, ejercicios de glúteos (incluyendo zancadas frontales, hacia atrás y diagonales con una cinta), mobilidad tronco inferior y flexión de caderas (como giros dinámicos de piernas y movimientos laterales, por ejemplo).
  • Repite el siguiente ejercicio durante 30-45 minutos, manteniendo tu frecuencia cardíaca por debajo del 70% de tu frecuencia cardíaca máxima en todo momento:
    • 15 metros marcha
    • 10 sentadillas
    • 20 segundos de jumping jacks
    • 30 segundos plancha
    • 15 metros zancada lateral (girando de lado a lado)
    • 15 metros skipping
    • 10 zancadas (5 por cada lado)
    • 15 metros skipping laterales
    • Retención isométrica: 30 segundos (sentadillas, planchas, zancadas)
  • Un enfriamiento que incluya postura de paloma, de perro mirando hacia abajo (mantén durante al menos cinco respiraciones profundas) y postura del niño.

Si te ha gustado esta publicación, no te olvides de compartirla para que otros también la puedan encontrar.

Ten en cuenta que la información de los artículos de Polar blog no pretende sustituir el asesoramiento de un profesional sanitario. Consulta a tu médico antes de empezar un nuevo programa de fitness.

¿No quieres perderte nada? Suscríbete a nuestro boletín de noticias para estar al tanto.