5 técnicas para correr mejor

Miércoles, August 24, 2016

Correr correctamente no es una cosa que se haga de un día para otro. De hecho, si intentas cambiar tu forma de correr demasiado deprisa seguramente acabarás haciendo más mal que bien. Repasa esta lista de cinco trucos para mejorar tu técnica al correr e intenta introducirlas poco a poco.

 

1. INCREMENTA TU CADENCIA Y GOLPEA EL SUELO MIENTRAS CORRES

Pisada con la mitad del pie

Muchos corredores tienen una cadencia demasiado lenta. Sus pies golpean el suelo por delante de ellos y sus pasos no fluyen de la manera correcta. Esto se llama “overstriding”.

 

Heelstrike o golpe de talón

Cuando haces una zancada muy larga o “overstriding”, estás frenando tu inercia lo que hace que te canses más. Para evitar el “overstriding” intenta darle al suelo con el centro de tu pie para evitar golpear excesivamente con el talón. Cuando corras a un ritmo suave fíjate en caer primero con la parte delantera del pie.

Forefoot strike o Zancada con la parte delantera del pie

No existe una cadencia optima universal, lo que le funciona a un corredor profesional de maratón puede ser que a ti no te funcione.

Sin embargo para evitar el “overstriding” tu cadencia incrementará de forma natural. Concéntrate en evitar golpear excesivamente con el talón y notarás que tu cadencia incrementa en tus salidas fáciles.

 

2. RELÁJATE

Correr es fácil cuando es relajado.

Si observas a corredores de élite, parece que su forma de correr no suponga ningún esfuerzo. Su ritmo parece mucho más relajado de lo que realmente es.

Concéntrate en mantenerte relajado disfrutando del camino. Evita correr a tu ritmo más alto incluso durante los intervalos más duros, ya que te tensarás y tu técnica la correr lo va a padecer.

Es mejor dar solo el 95% incluso durante los momentos más duros del ejercicio, que exprimirse dándolo todo.

 

3. NO OLVIDES LA PARTE SUPERIOR

Los brazos son más importantes de lo que la gente se piensa.

Tus brazos tienen la función de equilibrar tu cuerpo mientras se mueven las piernas. Los codos hacen una gran labor para la energía cinética y por ello deben balancearse hacia delante y hacia detrás evitando cualquier movimiento lateral. El ángulo idóneo para los codos es de 90º. Mantén las manos con los puños relajados y deja que se balaceen suavemente a lado de los dorsales.

 

A un ritmo más fuerte, el uso de tus brazos se convierte en algo mucho más importante. Tus hombros deberían estar lo más relajados posible. Recuerda siempre invertir tiempo en entrenar la flexibilidad, la movilidad y la tonificación del tronco superior de tu cuerpo cuando hagas ejercicios complementarios.

Una parte superior rígida también afecta a la parte inferior y causa un sobresfuerzo innecesario en la las piernas. Puedes practicar el movimiento de brazos delante del espejo como demuestran las fotos de arriba.

 

4. RECUERDA LOS EJERCICIOS DE TÉCNICA

Es complicado cambiar tu técnica al correr sin algún ejercicio específico. En los ejercicios de técnica para correr, tu técnica está dividida en partes y debes prestar atención a los movimientos correctos, activación, tonificación y movilidad muscular  para mejorar tu técnica. Hacer ejercicios para mejorar la técnica te ayudan a incrementar tu rendimiento y a correr durante más tiempo.

Mantente concentrado cuando hagas estos ejercicios y hazlos cuando estés fresco.

Correr con las rodillas arriba

Aunque mucha gente se ponga como objetivo correr más rato, no deberías concebir tus entrenamientos para ser más lento. Si quieres mejorar tu técnica al correr es mejor hacer ejercicios cortos y precisos antes que entrenar lentamente durante mucho tiempo.

Puedes probar varios ejercicios, como el correr o caminar con las rodillas arriba, saltos y zancadas largas, y ejercicios de movilidad y estiramientos. Puedes hacer estos ejercicios como un entrenamiento completo después de calendar, pero también puedes combinarlos con 5-15 minutos de carrera ligera o antes de un ejercicio activo.

 

5. PONTE EN FORMA

Evita estar demasiado rígido cuando corres. Una parte importante para correr correctamente es mantener una postura adecuada inclinándote levemente hacia delante.

Con esta manera de correr te aseguras que tus pies no van demasiado por delante de tu cuerpo. Una postura demasiado recta puede parecer correcta pero hace que el avance sea más complicado. Y cuando estás cansado tienes tendencia a empezar a inclinarte hacia atrás.

Controlar tu centro y asegurarte que tienes la adecuada tonificación y Fortaleza muscular son los elementos clave a la hora de mantenerte en forma. Cuando mejoras tu tonificación muscular serás capaz de llevar un mejor ritmo durante más tiempo.

También puedes probar de activar tus músculos antes de correr con algún ejercicio de fuerza, así te sentirás más fuerte cuando arranques.

 

Volver a Noticias