facebook instagram pinterest search twitter youtube whatsapp linkedin thumbup
Ejercicios de recuperación activa

Cuatro ejercicios de recuperación activa

Si tu entrenamiento del martes fue una carrera a un ritmo tan duro que casi vomitas, seguramente esperas que tu entrenamiento del miércoles incluya no levantarte y que te traigan el desayuno a la cama.

«Pero quizás quieras considerar los ejercicios de recuperación activa», dice Mary Johnson, entrenadora certificada de Nivel 1 en USATF y propietaria de Lift.Run.Perform. Aunque la recuperación pasiva puede ser muy satisfactoria, moverse de forma activa puede ayudar a mejorarla y a sentirte mejor (con menos dolor) que antes.

Aquí tienes cuatro entrenamientos de recuperación muscular después del ejercicio para el día siguiente de darlo todo, y luego vuelve a la cama un rato.

Si eres un corredor experimentado…

Sal para una carrera ligera de 30 minutos.

«Pero date un límite de velocidad o usa tu monitor de frecuencia cardíaca para asegurarte de que te quedas entre el 60 y el 70 por ciento de tu máximo», dice Johnson.

Si ves que no sientes el suelo, ve a la piscina y haz 30 minutos de aqua jogging.

Si te sientes muy dolorido del día anterior…

«Haz de 8 a 10 minutos en un rodillo de espuma. Luego, haz algunas rotaciones lentas en las articulaciones, empezando por el tobillo y subiendo por todo el cuerpo», dice Johnson. «Entrena los tobillos, las caderas y los hombros y luego haz una serie de movimientos locomotores».

Los favoritos de Johnson son un abrazo de rodilla para dar una zancada, un estiramiento dinámico de talón a trasero y zancadas laterales con un estiramiento cruzado de cadera (como un estiramiento de la figura 4).

Termina con 20 o 30 minutos de caminata rápida si te sientes con ganas.

Si te apetece sentarte en una máquina de cardio…

«Súbete a una bicicleta estática, a una máquina elíptica o a un remo y ve despacio durante 30 o 45 minutos», dice Johnson.

«Asegúrate de que mantienes la frecuencia cardíaca lo suficientemente baja», añade. «Tu tasa de esfuerzo percibido debe permanecer alrededor de un 4 en una escala del 1 al 10».

Si te sientes muy bien y solo quieres moverte…

Ve al gimnasio o al aire libre para entrenar con pesas.

«Los días de recuperación activa post entrenamiento y de cardio no siempre tienen que ser en una máquina», dice Johnson. «Mezcla las cosas y experimenta diferentes planos de movimiento a través de ejercicios de peso».

Mary Johnson recomienda:

  • Calentamiento con 8 a 10 minutos en un rodillo de espuma, ejercicios de calentamiento de glúteos (incluyendo andar hacia adelante, hacia atrás y en diagonal con una banda de ejercicio) y movilidad de los flexores de la pierna y la cadera (como barridos de pierna dinámicos).
  • Repite los siguientes ejercicios de recuperación activa durante 30-45 minutos y mantén la frecuencia cardíaca por debajo del 70 % de tu máximo todo el tiempo:
    • 14 metros de marcha
    • ‎10 sentadillas con peso
    • 20 segundos de saltos
    • 30 segundos de flexiones
    • 14 metros de zancadas laterales (pivotando de un lado a otro)
    • 14 metros de saltos
    • 10 zancadas laterales con peso (5 en cada lado)
    • 14 metros de saltos laterales
    • 14 metros de zancadas inversas
    • Ejercicios isométricos: 30 segundos de zancadas, sentadillas y flexiones laterales
  • Un enfriamiento que incluye la postura de la paloma, el perro mirando hacia abajo (mantenlo por lo menos cinco respiraciones profundas) y la postura fetal.

Si te ha gustado esta publicación, no te olvides de compartirla para que otros también la puedan encontrar.

Ten en cuenta que la información de los artículos de Polar blog no pretende sustituir el asesoramiento de un profesional sanitario. Consulta a tu médico antes de empezar un nuevo programa de fitness.

¿No quieres perderte nada? Suscríbete a nuestro boletín de noticias para estar al tanto.