Zonas de deporte Polar para correr

Las zonas de deporte Polar suponen un nuevo nivel de rendimiento en el
entrenamiento basado en la Frecuencia Cardíaca. El entrenamiento se
divide en cinco zonas de deporte en función de los porcentajes de la
frecuencia cardiaca máxima. Con las zonas de deporte, puede seleccionar
y controlar fácilmente diferentes intensidades de entrenamiento y
seguir los programas de entrenamiento basados en las zonas de deporte
Polar.

La intensidad de la carrera en la zona de deporte 1
es muy baja. El principal principio del entrenamiento dice que el nivel
de rendimiento mejora durante la fase de recuperación, y no durante el
entrenamiento. A veces, el entrenamiento ha sido tan agotador que puede
que al siguiente día no se haya recuperado todavía; en tal caso, puede
acelerar el proceso de recuperación con un entrenamiento de muy baja
intensidad.

El entrenamiento de resistencia se realiza en la zona de deporte 2e
incorpora una carrera aeróbica suave. El entrenamiento de resistencia
es esencial dentro del programa de entrenamiento de todos los
corredores. De hecho, el entrenamiento de resistencia es la base de
cualquier entrenamiento. Para avanzar en el entrenamiento de
resistencia se requiere persistencia.

La potencia aeróbica se mejora en la zona de deporte 3.
Aquí, la intensidad del entrenamiento es superior a la de las zonas 1 y
2, aunque sigue siendo principalmente aeróbica. El entrenamiento en la
zona de deporte 3 puede consistir, por ejemplo, en intervalos seguidos
de períodos de recuperación. Correr en esta zona resulta especialmente
eficaz para mejorar la circulación sanguínea en el corazón y en los
músculos esqueléticos.

Para competir al nivel máximo, usted tendrá que realizar algún entrenamiento en las zonas de deporte 4 y 5.
En estas zonas, la carrera es anaeróbica, en intervalos de hasta 10
minutos: cuanto más corto sea el intervalo, mayor será la intensidad.
Es muy importante recuperarse adecuadamente entre intervalos. El
entrenamiento en las zonas 4 y 5 está diseñado para aportar un
rendimiento máximo al corredor.

Cuando corra en una zona de deporte concreta, la idea es hacer uso
de toda la zona. La zona media es un buen objetivo, pero no es
necesario mantener su frecuencia cardiaca en ese mismo nivel todo el
tiempo.

La frecuencia cardiaca se ajustará gradualmente a la
intensidad del entrenamiento. Por ejemplo, al pasar de la zona de
deporte 1 a la 3, la circulación de la sangre y la frecuencia cardiaca
pueden ajustarse en un período de 3-5 minutos.

El tiempo de
respuesta de la frecuencia cardiaca ante un ejercicio de cierta
intensidad varía en función del entrenamiento, de la recuperación, de
factores ambientales y de otra índole. Por lo tanto, es importante
prestar atención a cualquier señal de cansancio y reaccionar en
consonancia.

Las zonas de deporte Polar funcionan mejor con la
frecuencia cardiaca máxima y los umbrales aeróbico y anaeróbico
personales. Para determinar su frecuencia cardiaca máxima, use la
fórmula de la edad (usada por defecto en su Running Computer), la
predicción de la frecuencia cardiaca máxima (FCmax-p) o realice la
medición del valor en un laboratorio. Utilice las zonas de deporte
cuando entrene para una carrera concreta o para obtener beneficios
concretos en cada uno de sus entrenamientos.