POLAR CS600X, un pequeño pulsómetro y un gran paso para el ciclismo

28/12/2008


La apuesta por el I+D+I tiene su recompensa. La marca finlandesa POLAR, líder mundial en el sector de los pulsómetros, acaba de presentar su innovador CS600X. Colocado sobre el manillar, este pulsómetro permite llevar un absoluto control al instante sobre el ejercicio que se practica, así como analizar a posteriori todos los datos recogidos.



Además de la más precisa información sobre nuestras pulsaciones en términos absolutos (pulsaciones por minuto) y en porcentaje sobre nuestro registro máximo (determinado a partir de una sencilla prueba), el nuevo POLAR CS600X ofrece una información detallada sobre velocidad, altura (y sus variaciones), porcentaje de la pendiente (subida y bajada) y cadencia de pedaleo.



Pero no sólo eso, el nuevo POLAR CS600X raya la excelencia cuando nos ofrece la posibilidad de controlar nuestro gasto calórico en todo momento y poder así saber cuando tenemos que ingerir para mantener o aumentar el ritmo. De igual manera, el pulsómetro marca cuando el ejercicio se realiza fuera de los parámetros fisiológicos personales, es decir, por ejemplo, si estamos trabajando a un ritmo cardíaco superior al de nuestra capacidad. Otra ventaja que nos ofrece POLAR es entrenar con la función Polar Sport Zones que permite seleccionar la intensidad deseada para cada entreno.



Una interesante innovación es la compatibilidad con el sensor GPS G3 que permite saber situación en cada momento y además, tras el ejercicio y en el PC visualizar en dos o tres dimensiones sobre un mapa Google Earth o alternativo cuál ha sido el recorrido realizado. Todo ello hace del CS600X una herramienta tecnológica de máximo interés para el mundo de la bicicleta en general y especialmente el MTB.