Polar M400: ¿Con tapa o sin tapa?

Jueves, February 16, 2017

En las últimas versiones del M400 hemos retirado la tapa de goma del puerto USB. Esto se ha hecho para que el secado del puerto USB fuera más sencillo y eficaz y se evitara la oxidación de la conexión.

 

A continuación te mostramos una serie de indicaciones para el correcto mantenimiento del M400 que pueden utilizarse tanto para el nuevo M400 sin la tapa de goma como para el modelo anterior con tapa de goma.

 

Mantén limpio el puerto USB del dispositivo para asegurar una carga y sincronización fluidas

Mantén limpio el puerto UBS para proteger de forma efectiva tu M400 de la oxidación y otros posibles daños causados por el agua salda (p. ej. sudor o agua del mar) y la suciedad. De esta forma aseguras la carga y sincronización correctas.

M400 sin tapa VS con tapa (sin seguir recomendaciones de uso)

 

Detalle con tapa dañado.

 

La mejor forma de conservar limpio el puerto USB es enjuagarlo después de cada sesión de entrenamiento de la siguiente forma:

1. Retira la cubierta de goma del puerto USB.

Description: http://support.polar.com/sites/default/files/support_files/images/M400_lift_rubber.jpg

2. Enjuaga el puerto USB con agua del grifo templada.

Description: http://support.polar.com/sites/default/files/support_files/images/M400_rinse_usb_port.jpg

 

El puerto USB en sí mismo es resistente al agua y puedes aclararlo debajo

del agua corriente sin dañar los componentes electrónicos.

 

3. Una vez enjuagado, deja la tapa abierta durante un rato para que el puerto USB se seque.

No cargues el M400 si el puerto USB está húmedo o con sudor

Description: http://support.polar.com/sites/default/files/support_files/images/M400_%20leave_to_dry.jpg

Cuando utilices el puerto USB, comprueba siempre visualmente que no haya humedad, pelos, polvo ni suciedad en el área de superficie de estanquidad. Limpia suavemente con un paño cualquier suciedad. Es posible utilizar un palillo para retirar pelos, polvo o cualquier otra suciedad de la cavidad del sensor. No utilices ninguna herramienta en la limpieza para evitar arañazos.

Puedes lavar el dispositivo con agua corriente utilizando una solución de jabón suave y agua. No utilices alcohol ni otros materiales abrasivos, como estropajos de acero o productos químicos de limpieza. Si no utilizas el dispositivo 24/7, retira cualquier resto de humedad antes de guardarlo.

Evita exponer el dispositivo al frío extremo (por debajo de –10 °C/14 °F) y al calor extremo (por encima de 50 °C/120 °F) o a la luz solar directa.

 

Almacenamiento

Mantén el dispositivo de entrenamiento en un lugar fresco y seco. No lo guardes en un entorno húmedo, en material no transpirable ni material conductivo. No expongas el dispositivo de entrenamiento a la luz solar directa durante periodos prolongados.

Almacena el dispositivo de entrenamiento parcial o completamente cargado. La batería pierde lentamente su carga cuando está almacenada. Si vas a almacenar el dispositivo durante varios meses, es recomendable recargarlo después de unos meses. Así se prolongará la duración de la batería.

Volver a Noticias