¿Debería preocuparme si entreno demasiado si no soy un profesional?

Miércoles, October 12, 2016

¿Entrenar en exceso debería ser algo de lo que solo los profesionales deberían preocuparse o puede afectar a todo deportista?

Nuestros cuerpos están diseñados para el movimiento y la actividad física. Pueden aguantar bastante cansancio acumulado.

En cualquier caso, si el entrenamiento intenso se combina con un trabajo o estilo de vida estresante, descanso insuficiente o simplemente entrenas demasiado, tu cuerpo puede ser incapaz de adaptarse, y excederse entrenando puede ser el resultado.

Entrenar en exceso acostumbra a ser una preocupación para atletas y personas que entrenan para un alto rendimiento. Si eres un corredor intermedio es más probable que te lesiones si entrenas en exceso.

Sin embargo, entrenar en exceso no es algo que hay que tomarse a la ligera.

¿Cómo puede saber si estoy entrenando demasiado?

Escucha tu cuerpo.

¿Cómo te sientes cuando entrenas? ¿El mismo plan de entrenamiento te resulta más duro que antes? ¿Te sientes más cansado de lo normal durante un entrenamiento? ¿Te resulta complicado encontrar la motivación para terminar un entrenamiento como lo habías planificado?

Es posible que sufras de exceso de entrenamiento.

Además de buscar estos síntomas, puedes también escuchar tu cuerpo, más en concreto tu corazón con un monitor de frecuencia cardíaca.

Tu frecuencia cardíaca puede indicar exceso de entrenamiento. Para muchas personas, los monitores de frecuencia cardíaca pueden ser utilizados como una alarma que les indica cuando han entrenado más allá de los niveles que mejoran el rendimiento.

Tu frecuencia cardíaca al levantarte por la mañana es uno de los indicadores del exceso de entrenamiento, ya que será más alto de la cuenta si es así.

Mientras entrenar demasiado puede suponer una de las causas por las que puedes tener una frecuencia cardíaca más elevada de lo normal, también puede ser que estés fatigado, lesionado, con un poco de fiebre o estresado.

El exceso de entrenamiento y el “orthostatic test”

Description: onitor your body with the orthostatic test

Otra manera de monitorizar tu cuerpo es el “orthosatic test”.

El “orthostatic test” mide las variaciones de tu frecuencia cardíaca. Es decir, a cuantas pulsaciones va, y cuales son sus intervalos de variación.

Tu corazón no es un metrónomo y pequeñas oscilaciones en la frecuencia cardíaca son normales. Sin embargo, los cambios en tu frecuencia cardíaca y en su variabilidad pueden indicar perturbaciones en el sistema nervioso autónomo causado, por ejemplo, por la fatiga en el exceso de entrenamiento.

Con hacer una sola vez el “orthostatic test” no es suficiente. Son las variaciones durante el tiempo a medida que pasa el tiempo las que te indican si tu cuerpo se está recuperando adecuadamente. Para realizar un “orthostatic test” de una manera sencilla puedes utilizar el Polar V800.

Haz el “orthostatic test” en la tranquilidad de tu casa.

Junto con las sensaciones que tienes día a día, el “orthostatic test” puede ser una herramienta para diagnosticar un exceso de entrenamiento.

¿Qué puedo hacer si tengo la sospecha que he entrenado demasiado?

El descanso es uno de los mejores remedios que un corredor puede tener. En ocasiones incluso es mejor correr suavemente que descansar del todo.

Una frecuencia cardíaca elevada por la mañana y una baja durante un entrenamiento indica que tu cuerpo no está recuperado y que algo está pasando.

Seas profesional o no, no es el momento de entrenar duro.

 

Volver a Noticias