Polar Loop Manual del usuario

2. PRIMEROS PASOS

Para empezar a usar tu Polar Loop, necesitarás un ordenador con conexión a Internet para acceder al servicio de web Polar Flow. Eso es lo único que necesitas para empezar a utilizarlo.

↑ Volver arriba

Conectar tu Polar Loop

Conecta tu Polar Loop al puerto USB de tu ordenador con el cable USB personalizado para activarlo. El extremo magnético del cable con la marca Polar se acopla en su posición cuando está correctamente conectado a tu pulsera. Deja que tu ordenador instale los controladores USB si te lo propone.

↑ Volver arriba

Descargar e instalar Polar FlowSync

Es necesario descargar e instalar Polar FlowSync para configurar tu Polar Loop y mantener sincronizados tus datos de actividad.

  1. Ve a www.flow.polar.com/loop y descarga Polar FlowSync.

  2. Abre el paquete de instalación y sigue las instrucciones que aparecen en pantalla.

Si aparece un menú emergente que te proponer reiniciar el ordenador, puedes cancelarlo y continuar.

↑ Volver arriba

Entrar en Polar Flow

  1. Una vez que has completado la instalación de FlowSync, el servicio de web Polar Flow se abre automáticamente en tu navegador de Internet.

    La pantalla de Polar Loop se iniciará mostrando el signo de sincronización.

    Desconecta y conecta de nuevo el Polar Loop si Polar FlowSync no lo reconoce.

    Evita utilizar hubs USB. Es posible que no suministren suficiente alimentación para cargar el dispositivo de seguimiento de actividad.

  2. Crea una cuenta Polar o inicia una sesión si ya tienes una.

    La cuenta Polar es tu ticket de entrada a todos los servicios Polar para los que necesitas iniciar una sesión: el servicio de web Polar Flow, polarpersonaltrainer.com y el foro de debate.

  3. Selecciona los ajustes para tu Polar Loop:

    Rellena tus datos físicos. Estos datos te permiten obtener indicaciones personales y una interpretación exacta de tu actividad diaria y las sesiones de entrenamiento.

    Selecciona el formato de hora que prefieres ver en la pantalla de Polar Loop. También puedes seleccionar la orientación de la pantalla al elegir la muñeca en la que usaras la pulsera.

    Para conseguir los resultados más exactos, recomendamos usar la pulsera en tu mano no dominante.

    Puedes editar tus ajustes en cualquier momento en el servicio de web Polar Flow y la app móvil.

  4. Inicia la sincronización haciendo clic en Hecho y se sincronizarán los ajustes entre la pulsera y el servicios.

    Al terminar, la pantalla del Polar Loop mostrará una marca de verificación y cambiará al símbolo de carga cuando empiece la carga.

  5. Ahora, puedes cargar tu Polar Loop hasta su carga completa o desconectarlo e iniciar la personalización de tu tamaño de pulsera. También puedes empezar a utilizar tu Polar Loop inmediatamente siempre que te acuerdes de cargarlo por completo más tarde.

↑ Volver arriba

Personalizar el tamaño de la pulsera

Sigue estos pasos para que tu Polar Loop se adapte a ti al ajustarlo al tamaño de tu muñeca.

  1. Abre la hebilla presionando los botones laterales de la hebilla.

  2. Separa la hebilla de ambos extremos.

    Con la herramienta para hebillas que se suministra en la caja, saca las barras de resorte. A continuación, quita la hebilla de la pulsera.

  3. Mide el tamaño de tu muñeca.

    Separa la herramienta de medición de la guía de primeros pasos por la línea perforada.

    Rodea de forma ajustada con ella tu muñeca y toma nota del número que obtengas. Este es el número para ambos extremos. Cada número representa el número de bloques entre las ranuras en el interior de la pulsera que necesitas quitar.

  4. Recorta cuidadosamente la pulsera en ambos extremos.

    Para asegurarse de que la pantalla quede en el centro, es importante cortar la pulsera en ambos extremos.

    Cuenta el número de bloques desde un extremo hasta el número que mediste. Sigue la línea recta en la ranura y entre los orificios de la barra de resorte y después corta cuidadosamente la pulsera.

    Ten cuidado de no cortar en los orificios de la barra de resorte.

    Repite la acción con el otro extremo de la pulsera.

  5. Pon de nuevo la hebilla.

    Toma una barra de resorte y colócala en el interior del primer orificio del extremo de la pulsera y pon un extremo de la barra de resorte en el orificio de la barra de resorte de la hebilla.

    Utiliza la herramienta para aflojar el otro extremo de la barra de resorte en el interior del orificio de la barra de resorte en la hebilla.

    Haz lo mismo en el otro extremo de la pulsera.

  6. Pruébate la pulsera para ver cómo te queda.

    Puedes ajustar la longitud si es necesario, moviendo una de las barras de resorte de la hebilla hasta el orificio de la barra de resorte más exterior hasta que se ajuste perfectamente. O, si es necesario, recorta una vez más la pulsera, cortando un bloque cada vez.

↑ Volver arriba